Monday, 3 December 2018


Trabajar más, no es producir más (RAPREY, J)

Resultado de imagen para jornada laboral


El mercado laboral en el Perú es amplio y diverso tanto por las múltiples actividades económicas como los diversos tipos de obra, por lo que también existen grandes brechas salariales entre los trabajadores calificados y no calificados, así como también del sector público y el sector privado. En el 2018 se modificó el salario mínimo vital y paso de S/850 a S/930, lo que provocó un ligero aumento en la capacidad adquisitiva.

El trabajador peruano por ley labora 8 horas diarias o 48 horas acumuladas en una semana y al completar un año de trabajo con un mismo empleador le corresponde 30 días de vacaciones pagadas, que quiere decir que el trabajador disfrutara un mes de descanso con una remuneración igual a un mes de trabajo.

Aunque esto contrastado con la realidad en muchos casos no se cumple, principalmente afectado por la informalidad, haciendo que se presenten casos de explotación donde los empleadores imponen horas de trabajo que sobrepasan lo estipulado en la ley, incluso vulnerando el derecho a las vacaciones, generando desorden e incertidumbre afectando la negativamente la tasa de desempleo.

El periodo de vacaciones en el Perú son las altas en Sudamérica junto con Brasil mientras que el resto de países en promedio tienen 15 días de vacaciones al año, lo que ha despertado el debate si es qué es necesario este tiempo de vacaciones en el Perú comparado con el resto de países sudamericanos considerando el hecho de muchos de estos se encuentras en una mejor situación económica.

Aunque no necesariamente el hecho de trabajar por más tiempo, garantiza mayor productividad, pero si desaliente y desmotiva en muchos casos las labores el trabajador lo que por ejemplo en los países europeos el tiempo de vacaciones es similar al Perú e incluso inferiores pero con la diferencia en que tienen una mejor jornada laboral que en promedio no sobrepasa como máximo 42,3 horas a la semana como en el caso de Reino Unido.

Curiosamente los países con menores jornadas laborales están en Europa, liderando este lista Alemania con 26 horas semanales, Dinamarca con 27 y Noruega con 27 en promedio, lo que nos hace notar que el problema en el Perú no está en la cantidad de tiempo libre en que el trabajador no produce en una fábrica por ejemplo, sino en la calidad de vida de los trabajadores, siendo una realidad opuesta en nuestro país donde el trabajador peruano apenas puede pasar un par de horas en familia, descansando o realizando una actividad extra.