Wednesday, 21 November 2018

El clima político y la economía peruana [PÉREZ, S]

Image result for corrupcion en peru y la economia

Si uno hace un balance de todo lo que significó y lo que significa este año para la economía, pues encontraríamos un claro déficit; no solo por la poca atención que se le ha asignado a la economía este año, sino por los impactos negativos que trajo en la misma el actual clima político, clima que por cierto ha sido una constante este año. Pero, ¿Como exactamente ha afectado este clima político adverso a la economía?.

Para empezar a responder esta pregunta hay que hacer un análisis breve de la situación de la economía hasta esta parte del año. De acuerdo a las últimas cifras del reporte oficial del INEI, la economía obtuvo un crecimiento de solo 2.13% en el último mes de setiembre, con esta cifra se agrega otro mes en el cual el crecimiento ha estado por debajo del 3%. Analizando a los sectores que tuvieron incidencia en esta cifra, tenemos a los sectores primarios como la minería e hidrocarburos, como los sectores que menos crecimiento han mostrado y que son responsables de que la economía no haya superado la barrera del 3% en el año; mientras que el sector construcción, con una caída del 2.9% para el último mes, el sector que contribuyo con la caída del PBI. 

En resumen, tenemos al sector minería e hidrocarburos y al sector construcción como responsables de la desaceleración de la economía. Pero, ¿Que tienen en comun estos sectores?, la respuesta ha esta pregunta es que ambos dependen fuertemente de la inversión extranjera y es ahí donde entra a tallar el tema del clima político y su ya conocido efecto en los inversionistas. Uno de los ejemplos más claros de esto es que, de acuerdo al Banco Mundial, Perú ha descendido 10 posiciones en el último ranking Doing Business; ranking que califica el clima para hacer negocios y en el cual Perú cayó hasta el puesto 68 de 190 economías del mundo.

La preocupación no solo va en los efectos negativos que se pueden generar en los sectores mencionados en si, sino en el efecto que puede tener en la economía, teniendo al sector construcción como uno de los generadores de demanda interna y principalmente en la generación de más empleos. Se espera que el gobierno voltee la mirada a la situación económica del país y que el actual clima político derive en una estabilidad posterior y en refuerzo de la institucionalidad del país por el bien de la economía.


SAÚL PÉREZ GUILLEN
Coordinador de Estudios Económicos