Thursday, 11 October 2018

Evasión de impuestos: Un problema latente en el Perú.


Image result for evasion de impuestos peru

El presupuesto del próximo año  será de S/ 157,159 millones el cual estará compuesto en un 78% por la recaudación tributaria, llegando a superar los S/ 106,468 millones. A pesar de esto uno de los principales problemas del país es la informalidad y la evasión de impuestos, el cual genera problemas sociales y grandes pérdidas económicas, debido a que una gran parte de las empresas se encuentran en esta condición. 

Según la Sunat, son alrededor de 12700 empresas quienes contribuyen con el 75% de la recaudación total, mientras que lo restante con cubiertas por pymes y mypes, que son alrededor de 1.8 millones. De todos los ingresos que el Perú obtiene y se invierten, el 80% provienen de la recaudación de impuestos; mostrándose como el principal fuente de ingresos al país.

A pesar de esto, la evasión de impuestos es alta, agudizándose en la zona sur del Perú y en las áreas fronterizas, llegando así a  niveles de incumplimiento en impuesto a la renta de 57.3% y en IGV del 36%, panorama desfavorable para el sistema de recaudación porque se estarían perdiendo cerca de S/22 mil millones en recaudación potencial.

Esto en parte se debe a la mala imagen que viene dejando la Sunat, debido a que “perdonan deudas” de grandes e importante empresas, mientras que a las medianas y pequeñas se las exige de manera que muchas de ellas no se pueden sostener y llegan a fracasar, además también se debe a la poca información que la población manera y sienten complejos estos temas, generando desconfianzas y temor, por lo que muchos optan por no formalizarse y no tributar.

Si bien es entendible, la postura optar por estas medidas por parte del pequeño empresario, hace falta políticas más “amigables”  por parte de la Sunat y poder atraer a este gran bloque de empresas, y así poder recaudar más fondos que son necesarios para incrementar las inversiones, desarrollar programas sociales, alentando el crecimiento y desarrollo del país.




José Gerson Raprey Salas
Columnista Invitado