Tuesday, 30 October 2018

El “oro verde” peruano


Image result for palta peruana

En los últimos años se ha tenido un  crecimiento importante de las exportaciones de productos no tradicionales, superando los $1133 millones en agosto último, impulsado por los diferentes acuerdos de comercio exterior y por la variedad y calidad de los productos nacionales, que además en muchos casos novedosos en el mercado internacional, por lo que más países abren sus puertas a nuestros productos.


Uno de los productos no tradicionales con mayor crecimiento sostenido en los últimos años, es la palta, que hasta setiembre de este año se exporto 353,938,829 kg. siendo Países Bajos el principal destino, seguido de Estados Unidos, España, Reino Unido y China. En este último país se espera que la cantidad exportada se triplique a fin de temporada con respecto al anterior, lo que le ha valido al Perú consolidarse como uno de los primeros proveedores de paltas a nivel mundial.

En el 2017 por la exportación de palta se obtuvieron ingresos que superaron los $ 577 millones, cifra que se superara ampliamente para lo provisto en este año, considerándolo así como el “oro verde”; estas cifras que son alentadoras para la economía en general y lo que le está permitiendo posicionarse aún más en mercados nuevos, como el mercado asiático.

Si bien esta situación es beneficiosa para la economía, quedan tareas pendientes que van más allá de las ingresos por las exportaciones de las paltas y del PBI que genere, me refiero los principales actores de este proceso, los agricultores; en especial a los pequeños agricultores quienes se encuentran en una situación desfavorable, debido a las exigencias y estándares que se exigen para que su producción sea “exportable”, las cuales que muchos no opten por destinar su producción a la exportación.
La mayor cantidad de lo exportado proviene de grandes latifundios y empresas agrícolas, quienes están asociadas con las empresas exportadoras, y dejando una menor porción a los medianos y pequeños agricultores, los cuales en gran medida abastecen el mercado local, que es atractiva pero que como con la mayoría de otros productos, se ven condicionados por los mayoristas  e intermediadores quienes buscan imponer un precio, para poder sacarle un mayor provecho, dejando al agricultor inconforme ante la opción de haber podido ganado más.

Situación que puede continuar o incluso agudizarse en los próximos años, eso dependerá del ritmo de las agro exportaciones y del crecimiento de la producción nacional, el cual se podría dar el caso de una sobreproducción debido a las nuevas miles de hectáreas sembradas de paltos en sus diversas variedades, por tanto una caída de precios, situación que se evitaría con un continuo y  sostenido crecimiento de la agro exportación y mejoras en las condiciones del pequeño y mediano agricultor que le generen un mejor ambiente para competir tanto en el mercado local e internacional.





José Gerson Raprey Salas
Columnista Invitado