Monday, 10 September 2018

La crisis argentina y su impacto en la regiòn





Image result for crisis argentina

En estas últimas semanas todas las miradas expectantes se han tornado hacia latinoamérica, especificamente sobre el país de Argentina, que en estos momentos se encuentra sumida en una profunda crisis reflejada en la devaluación de su moneda y en sus principales indicadores económicos. La preocupación de los países vecinos y de la región se sustenta basicamente en que, debido a que la economía argentina es la tercera de toda latinoamérica; su reciente situación produzca efectos adversos en los diferentes países. Pero, ¿Cuáles serían los efectos específicos que traería esta reciente crisis en la región?.

Analizando primero el panorama económico argentino, se observa que uno de las cuestiones que más preocupa es la devaluación de su moneda, que en el transcurso del año ha presentado una devaluación acumulada de más del 100%; lo cual se traduce en el incremento continuo de la inflación y en deterioro sostenido de los términos de intercambio. A esto se le suma el alto déficit fiscal que disminuye la confianza de los inversionistas, alejando más la posible recuperación de la economía argentina.

Precisamente uno de los efectos en las demás economías de la región se desprenden de la crisis cambiaria argentina, la cual tiene que ver principalmente con la devaluación histórica del peso. Para darse una idea de la situación actual, el año pasado el tipo de cambio rondaba los 17 pesos y ahora en estas últimas semanas llegó hasta 41 pesos, sin duda una cifra histórica. Entre los efectos de esta devaluación se encuentran la menor cantidad de turistas argentinos en los demás países, debido a una contracción de sus ingresos y por supuesto una generalización del riesgo percibido por los inversionistas hacia la región, ya que Argentina sería la segunda economía que cae por detrás de la ya conocida situación de Venezuela.

Un último efecto que podría ser calificado como positivo para la región pero devastador para Argentina, especialmente para los países vecinos como Paraguay y Bolivia, es la fuga de los capitales argentinos hacia los demás países con miras a mejorar su rentabilidad en dólares. Para evitar esta fuga de capitales, el gobierno argentino decidió aplicar una vieja receta de los años ochentas, la subida de las tasas de interés; que en estas últimas semanas se han colocado en 60%, la más alta del planeta en la actualidad. 

Como conclusión se puede afirmar que la reciente crisis en uno de los llamados "gigantes del hemisferio sur" tendría un impacto más marcado en los países emergentes, poniendo una vez más a Latinoamérica en zona de riesgo mayor. Se espera que se apliquen las medidas correctas por parte del gobierno argentino para frenar esta situación que tiene en vilo a la región, y que la misma sirva de lección para los demás países en lo que se refiere una adecuada administración pública poniendo énfasis en el gasto público.



SAÚL PÉREZ GUILLEN
Asistente de Estudios Económicos