Wednesday, 24 August 2016

¿Qué está impulsando el crecimiento económico en los últimos años? [MARTIN, J.M.]

+José-Manuel Martin Coronado
Jefe de Estudios Económicos 


Las estadísticas recientes del crecimiento económico elaboradas por el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) indican que el Perú habría crecido en 3.72% en el segundo semestre del año 2016, en relación con el mismo semestre del año anterior. No obstante, se sabe también que la demanda interna sólo ha subido en 0.51% en dicho período, mientras que las exportaciones lo han hecho en 7.84% y las importaciones se contrajeron en 5.31%. ¿Qué quieren decir estas cifras?

En primer lugar, lo anterior significa que el Perú está siendo liderado por la demanda externa, la cual si bien normalmente tiene una ponderación del 2% del componente del crecimiento del PBI, en esta oportunidad ha representado casi el 86%. Es decir que del 3.72% que ha crecido el Perú, la demanda externa aportó el 3.22%[1]. En otras palabras, si bien normalmente la demanda externa neta no es un determinante importante del PBI, en este último trimestre ha permitido que el Perú "sobreviva" ante la fuerte caída de la demanda interna.

¿Y por qué cayó la demanda interna en este último semestre? Cómo es usual, el consumo privado tiene una ponderación mayor en la demanda interna: 63.56% en los últimos cinco años y 63.12% en el último trimestre. Lo anterior ha permitido que, con el crecimiento de 3.45% que tuvo en el último trimestre, termine aportando en términos brutos un 2.17%. No obstante, lo anterior se ve claramente neutralizado por la inversión bruta interna que, con su fuerte caída de 7.21% en el último trimestre, termine restando a dicho resultado un 1.93%. En efecto, si no fuera por el aporte del gasto público, la demanda interna habría crecido solamente 0.21%, pero para evitar ello, se tuvo que incrementar dicho gasto en 2.65%, generando un aporte de 0.26% a la demanda interna. En resumen, mientras que el consumo (público y privado) hizo subir la demanda interna en 2.44% , la inversión bruta interna la hizo bajar en 1.93%, con lo cual el resultado neto fue de 0.51%.

Gráfico N° 1.- Componentes básicos del crecimiento del PBI
Fuente: BCRP. / Elaboración: EMECEP Consultoria

Si bien la ponderación del consumo privado parece haber estado subiendo en los últimos 5 años (de 59% a 64%), la tasa de crecimiento de dicha variable está en claro descenso. Esto quiere decir que el aporte del consumo privado a la demanda interna probablemente sea menor en los próximos trimestres. De ello, si la inversión bruta interna sigue contrayéndose, la demanda interna podría llegar a contraerse también, dado el escaso margen de crecimiento que tiene. Nuevamente, el consumo público deberá crecer lo suficiente como para mantener la demanda interna dentro de lo esperado.
Gráfico N° 2.- Componentes básicos del crecimiento de la demanda interna
Fuente: BCRP. / Elaboración: EMECEP Consultoria

Ahora bien, si me mantienen la mayoría de las tendencias recientes de los componentes del crecimiento económico, salvo el de las importaciones (el cual ya habría llegado a un mínimo), el tercer trimestre la economía peruana podría crecer en 3.9%, ligeramente superior al 3.7% registrado en el segundo trimestre. Cabe precisar que ello requerirá que el consumo público se incremente en 8.3%, lo cual es altamente creíble dada la volatilidad de esta variable en los últimos cuatro años, sobre todo si en los últimos dos trimestres anteriores al actual, creció en 12% y 11% respectivamente. Lo anterior resulta factible dado que esta variable depende de los objetivos del gobierno para impulsar la economía a través del gasto público.

Por otro lado, el potencial máximo de crecimiento para el siguiente trimestre estaría marcado por un crecimiento del gasto público en 13.75%, ligeramente superior a los datos de los meses anteriores antes descritos, pero creíble dado que fue implementado el cuarto trimestre de 2014, también por razones coyunturales. Con ello, el crecimiento económico podría llegar hasta 4.5%.

Uno de las principales limitaciones derivadas de depender mucho del gasto público, es que su ponderación en el crecimiento de la demanda interna es de sólo 10.1% y en términos de crecimiento económico sólo 9.8%. Sin embargo, en caso el gobierno actual se tome muy en serio el objetivo de tener un crecimiento del 5% en el corto plazo, entonces el gasto público debería crecer en 19.13% lo cual es tan agresivo como increíble, por lo menos para el tercer trimestre de este año.

Este complejo escenario extremadamente dependiente del gasto público podría cambiar si es que el gobierno logra revertir la caída libre que está teniendo la inversión (en particular, la privada con -2%, -5% y -3% en los últimos tres trimestres) y la peligrosa desaceleración de las exportaciones, dado que aún no existen elementos para que el consumo privado cambie de tendencia, ni margen suficiente para que el gobierno resuelva los problemas institucionales y de corrupción detectados al inicio de su mandato y a la vez aumente el gasto público de manera efectiva y no sólo presupuestalmente.

Lima, 24 de agosto de 2016


----------------
[1] Estos resultados se obtuvieron a través de un modelo de programación lineal con el crecimiento económico como variable dependiente y el crecimiento de la demanda interna y externa como explicativas. Los resultados específicos para los últimos 5 años, estimados con Eviews [VPBI=C(1)*VDDA+C(2)*VEXPO-(C(1)+C(2)-1)*VIMPO], se han utilizado como benchmark para calibrar los coeficientes de ponderación para el segundo semestre del año 2016, minimizando el error entre ambas al 5% (2.3% para ser exactos). Los resultados sugieren un peso de los coeficientes de 98.00% para el crecimiento de la demanda interna, el 25.28% para el crecimiento de las exportaciones y -23.28% para el crecimiento de las importaciones. Un modelo análogo se realizó con los componentes de la demanda interna. Ambos modelos forman un gran modelo recursivo.